sábado, 20 de febrero de 2010

Fragmentos de la novela

EN UN RINCÓN DEL ALMA


«Caminábamos por el mismo sendero, pero perseguíamos un destino diferente. Yo, viajaba sola.»  

«Remedios y yo volvimos a nuestras charlas en el porche, al licor de bellota y la música de Silvio y Milanés. Ella, a compartir conmigo las tramas de las novelas rosas que leía con vehemencia, y yo a intentar que también leyese algo diferente de vez en cuanto.» 

«Él no respondió. Se bajó del automóvil dando un portazo seco. Nos miró desafiante, escupió sobre la acera y con expresión viciada, desde lejos, dijo: -Ella no os dejará hacerlo. Me quiere–apostilló riendo a carcajadas.»
" ...a su paso , poco a poco, las aceras fueron tiñéndose de rojo. Sobre ellas, cientos de paraguas se abrían uno tras otro"

"En un rincón del alma" Antonia J Corrales


2 comentarios:

Adriana Serlik dijo...

Espero con ansia el libro.
Un abrazo

Antonia J. Corrales dijo...

Gracias amiga, te encantará, lo tengo clarísimo.